Ritmo Emocional

Escrito por Humberto Payno. Publicado en Modelos psicoterapéuticos

Domingo 4 de mayo de 2014

 

Ritmo Emocional

 

En muchas ocasiones al volver a sentir una emoción o sentimiento desagradable como el enojo, frustración, miedo... al recordar un evento displicente con alguna persona o bien el recordar únicamente a la persona protagonista del evento no grato, con la cual se pudo tener o se mantiene un vínculo afectivo, es frecuente el pensar “No ha cambiado tal persona” o “No he podido cambiar Yo al volver a vivir el mismo sentimiento de antaño” .

Por lo que es importante conocer y reconocer el que existen cuatro elementos dentro de la manifestación de las emociones o sentimientos. El observarlos conscientemente durante el episodio del resurgimiento de los sentimientos desagradables o bien, observarlos después de un tiempo en el que se vuelve a retomar un cierto grado de serenidad o lo que le llamo estar en el Centro de Armonía.

De mi observación del comportamiento humano, me he percatado que las emociones se comportan en forma similar a los sonidos dentro del ámbito de la música. Me refiero a que las notas musicales dentro de una obra tienen cuatro elementos en la forma de su expresión: Intensidad, Duración, Frecuencia y Silencios. Sus infinitas formas de manifestarse en cada uno de los instrumentos que conforman una orquesta o en un solo instrumento, van creando y coconstruyendo las obras musicales. Por lo que le llamo Ritmo Emocional a la forma de manifestarse estos cuatro elementos de las emociones o sentimientos.

  Intensidad.- Es el grado de energía o fuerza que tiene la emoción o sentimiento.
  Duración.- Es el tiempo que permanece la emoción o sentimiento.
  Frecuencia.- Es la repetición de la emoción o sentimiento en un período de tiempo.
  Silencios.- Son los períodos de tiempo en donde no se presenta la emoción o sentimiento que estamos en observación consciente.

Así que el cambio en cualquiera de estos cuatro elementos y en su conjunto, nos podrá proporcionar una percepción más real y con mayor precisión sobre la evolución y situación en la que nos encontramos con relación a un evento desagradable del pasado y no sólo hacer un juicio sumario o totalitario sólo por la aparición del sentimiento no grato.

También es importante el reconocer que existe un Ritmo Emocional en las emociones o sentimientos agradables como la alegría, felicidad, libertad... Por lo que en las emociones o sentimientos no gratos habría que atenderlos adecuadamente para que la Intensidad, Duración y Frecuencia vayan disminuyendo y los Silencios vayan aumentando y, en las emociones y sentimientos gratos conocer y reconocer sus orígenes para fomentar su Intensidad, Frecuencia y Duración y vayan disminuyendo los Silencios al grado de que nos estemos sintiendo como deseamos.

También es útil el reconocer estos cuatro elementos del Ritmo Emocional en el ámbito de las artes, por ejemplo durante la creación de una obra literaria, musical, teatral, cinematográfica y facilitar mantener el ritmo deseado. También, para la construcción de nuestro Ir Siendo de nuestras vidas.

 

Humberto Payno

 

* Si deseas descargar este texto en formato PDF en forma gratuita puedes darle click a: El Ritmo Emocional

Imprimir